logorincon.jpg (12356 bytes)

Recuerda que esta pagina la hacemos todos juntos. Envíanos Tus trabajos ! ! !

Trabajos: Arquitectura Biografías Biología Ciencias Naturales Ciencias Sociales Construcción Derecho Economía Fisica Historia Informática Literatura Marketing Matemáticas Medicina Quimica Religión
Revistas & Paginas: Agronomía Astronomía Ciencias Comunicación Economía Educación Fenómenos Filosofía Historia Literatura Medicina Sicología Universitarias Veterinarias

CONTABILIDAD DE SOCIEDADES

Tema 1

Clases de sociedades:

a) Sociedades personalistas

* Colectiva

* Colectiva irregular

* Comanditaria

- Simple

- Por acciones

b) Sociedades capitalistas

* Anónima

* De responsabilidad limitada

c) Sociedades mercantiles especiales

* De carácter privado

* Con capital público

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tema 2 - CARACTERÍSTICAS

1.- Introducción

Durante el Renacimiento, con la Edad Moderna, surge una concepción distinta en el mundo de la economía (comercio, expansión colonial, aparición de grandes empresas,...).

Los recursos financieros que necesitaban estas grandes empresas no podían obtenerse a través de las compañías ya existentes que revestían la formas jurídicas de colectivas o comanditarias, con responsabilidad ilimitada y pocos socios.

El desarrollo comercial obligó a buscar nuevas formas jurídicas donde el acento se pusiese en la responsabilidad limitada de los socios, dividiendo el capital en partes alícuotas, y en la facilidad en la transmisión de participaciones, lo que permitía la existencia de gran número de socios y la obtención de importantes recursos financieros. En el origen de la S.A se descubren 2 cauces:

a) el italiano, donde los gobiernos necesitaban recursos para financiar guerras y obtenían fondos de préstamos bancarios, donde los acreedores se constituyeron en sociedad.

b) el holandés, donde se crearon grandes compañías comerciales marítimas (compañía de las Indias Occidentales, 1.602).

Estas dos corrientes llevan a la aparición de la S.A.

2.- Evolución legislativa

Se distinguen 4 etapas:

a) Sistema de "octroi"

Este sistema coincide con la aparición de la S.A. y es un acto de incorporación de la sociedad al Estado y concesión por este a la compañía de derechos de soberanía. Estas sociedades eran filiales del Estado, por lo que este se reserva una constante intervención, ya que el Estado crea y tutela la S.A. Desaparece al ser sustituido el Estado absoluto por el liberalismo.

b) Sistema de concesión

El Estado se reserva la homologación de los estatutos de las compañías, limitando la creación a aspectos legales.

En el Código de Comercio de 1.829 se establecía que los estatutos de las sociedades anónimas debían ser aprobados por los Tribunales de Comercio. Este sistema fue derogado por la Ley de 1.848, que estableció el control del poder ejecutivo y, a su vez, la Ley de 1.869 deroga la de 1.848 y declara libre la creación de sociedades con objeto de comercio o industrial.

c) Sistema de reglamentación

Liberó a la S.A. de la concesión previa por el Estado, sometiéndola a normas coactivas sobre suscripción y aportación de capital,...

El Código de Comercio de 1.885 utiliza el sistema normativo: para que nazca la compañía basta el cumplimiento del C.C., escritura pública e inscripción en el Registro Mercantil.

d) Sistema legislativo vigente

Se encuentra contenido en el Real Decreto Legislativo de 22-XII-1.989, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades Anónimas.

El Tratado de Adhesión de España a la Comunidad Europea impuso la necesaria adaptación de la legislación española a las Directrices de la Unión Europea en materia de Sociedades Mercantiles (constitución; validez y nulidad de los compromisos; mantenimiento y modificaciones del capital; fusiones; escisiones, personas encargadas;...). Esta adaptación ha modificado el Código de Comercio y las Leyes de Sociedades Anónimas, de Responsabilidad Limitada y Anónimas Laborales.

3.- Características de la Sociedad Anónima Española

En el Art.1 de la Ley de Sociedades Anónimas se dice: "En la sociedad anónima, el capital, que estará dividido en acciones, se integrará por las aportaciones de los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales."

a) Sociedad capitalista

Los socios tendrán que realizar aportaciones dinerarias o no dinerarias (en bienes evaluables en dinero). El carácter apersonal de la sociedad anónima se destaca porque lo que interesa del socio es su aportación patrimonial, no su actividad personal. La participación de los socios es proporcional a las acciones que poseen.

b) Sociedad por acciones

El capital social está dividido en partes denominadas acciones, que confieren a su titular la condición de socio. El capital social representa el valor total de las aportaciones reales, que constituyen el elemento permanente de la sociedad, mientras que los socios se pueden sustituir sin alteración de la sociedad.

La división del capital social en partes alícuotas facilita la obtención de capitales y estas participaciones son de fácil transmisibilidad.

c) Sociedad de responsabilidad limitada

La responsabilidad del socio sólo existe frente a la compañía y exclusivamente por su compromiso de aportación fijada de antemano, es decir, el accionista arriesga, todo lo más su acción.

La responsabilidad limitada es solamente la de los accionistas, porque la compañía responde siempre con todos sus bienes y derechos presentes y futuros.

Los acreedores sociales sólo pueden actuar ante la sociedad, no ante los socios.

En la sociedad anónima se exige mayoría, aunque la ley trata de defender a las minorías.

 

 

4.- Denominación

En el Art. 2º de la Ley: "En la denominación de la compañía deberá figurar necesariamente la indicación "Sociedad Anónima o su abreviatura S.A.". No se podrá adoptar una denominación idéntica la de otra sociedad preexistente.

5.- Carácter mercantil

En el Art. 3º de la Ley: "La sociedad anónima, cualquiera que sea su objeto, tendrá carácter mercantil (ánimo de lucro)". Todas las sociedades anónimas tienen el concepto legal de comerciantes.

6.- Capital mínimo

El capital social de las sociedades anónimas no podrá ser inferior a 10 millones de pesetas y se expresará precisamente en esta moneda (Art. 4 L.S.A.).

7.- Nacionalidad

Todas las sociedades anónimas que tengan su domicilio en territorio español, cualquiera que sea el lugar en que se hubieren constituido, serán españolas y se regirán por la ley vigente (Art. 5 L.S.A.).

8.- Domicilio social

La sociedad fijará su domicilio dentro del territorio español en el lugar en que se halle el centro de su efectiva dirección y administración, o donde radique su principal establecimiento. El domicilio ha de ser real y único (Art. 6 L.S.A.).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tema 3 - FUNDACIÓN

1.- Fundación de la sociedad anónima

La S.A. se concibe como un contrato y nace como persona jurídica por la inscripción en el Registro Mercantil.

Por lo que respecta a la fundación de la sociedad anónima, se han producido importantes modificaciones derivadas de la necesaria incorporación del Derecho comunitario y otras por la práctica española.

1.1. Constitución y personalidad

La sociedad se constituirá mediante escritura pública, que deberá ser inscrita en el Registro Mercantil y así adquirirá personalidad jurídica.

1.2. Actos y contratos anteriores

Del cumplimiento de los actos y contratos celebrados en nombre de la sociedad antes de su inscripción en el Registro Mercantil, responderán solidariamente quienes los hubieran celebrado, a no ser que su eficacia quedara condicionada a la inscripción y posterior asunción de los mismos por parte de la sociedad.

1.3. Suscripción y desembolso

No podrá constituirse sociedad alguna que no tenga su capital suscrito totalmente y desembolsado, como mínimo, en una cuarta parte el valor nominal de cada una de las acciones.

1.4. Procedimientos de fundación

La sociedad puede fundarse en un sólo acto por convenio entre los fundadores o en forma sucesiva, por suscripción pública de las acciones.

1.5. Contenido de la escritura

La escritura social y los estatutos son distintos, aun cuando estos últimos formen parte de la escritura. La escritura es el acto generador de la sociedad, es el documento del contrato de fundación. Los estatutos son su complemento y se refieren al funcionamiento de la sociedad.

En la escritura de constitución de la sociedad se expresará :

a) Los nombres, apellidos y edad de los otorgantes, si fueran personas físicas, o la denominación social, si fueran personas jurídicas. En ambos casos, la nacionalidad y el domicilio.

b) La voluntad de fundar una sociedad anónima.

c) El metálico, los bienes o derechos que cada socio aporte, indicando el título en que lo haga y el número de acciones atribuidas en pago.

d) La cuantía total de los gastos de constitución.

e) Los estatutos que han de regir el funcionamiento de la sociedad.

f) Los nombres, apellidos y edad de las personas que se encarguen inicialmente de la administración y representación social, si fueran personas físicas o su denominación social si son personas jurídicas. En ambos casos, su nacionalidad y domicilio.

En los estatutos se hará constar:

a) La denominación de la sociedad.

b) El objeto social, determinando sus actividades.

c) La duración de la sociedad.

d) La fecha en que dará comienzo a sus operaciones.

e) El domicilio social.

f) El capital social expresando la parte de su valor no desembolsado, así como la forma y plazo máximo en que han de satisfacerse los dividendos pasivos.

g) El número de acciones en que estuviera dividido el capital social; su valor nominal; su clase y serie; el importe efectivamente desembolsado, y si están representadas por medio de títulos o por medio de anotaciones en cuenta.

h) La estructura del órgano al que se confía la administración de la sociedad, determinando los administradores a los que se confiere el poder de representación y el régimen de actuación. Se expresará el número de administradores, que en el caso del consejo no será inferior a tres.

i) El modo de deliberar y adoptar los acuerdos los órganos colegiados de la sociedad.

j) La fecha de cierre del ejercicio social.

k) Las restricciones a la libre transmisibilidad de las acciones.

l) El régimen de prestaciones accesorias.

m) Los derechos especiales que se reserven los fundadores o promotores de la sociedad.

2.- Fundación simultánea o por convenio

Serán fundadores las personas que otorguen la escritura social y suscriban todas las acciones. Su número no podrá ser inferior a tres. Los fundadores son los socios originarios de la sociedad y pueden ser personas físicas o jurídicas. Con este procedimiento se han cumplido las fases para la constitución de la sociedad, una vez que se ha otorgado la escritura social, suscrito todo el capital y desembolsado como mínimo el 25% del valor nominal de cada una de las acciones y ya es posible la inscripción registral de la escritura.

2.1 Ventajas de los fundadores

Los fundadores pueden recibir cierta remuneración por la labor realizada para la constitución de la sociedad.

Los fundadores podrán reservarse derechos especiales de contenido económico, que no podrá exceder del 10% de los beneficios netos obtenidos según balance, una vez deducida la cuota destinada a la reserva legal y por un período máximo de 10 años.

Estos derechos podrán incorporarse a títulos nominativos distintos de las acciones y que se denominan "partes de fundador", cuya transmisibilidad podrá restringirse en los estatutos.

2.2 Responsabilidad de los fundadores

Los fundadores responderán solidariamente frente a la sociedad, los accionistas y los terceros, de la realidad de las aportaciones sociales, de la valoración de las aportaciones no dinerarias, de la adecuada inversión de los fondos destinados al pago de los gastos de constitución, de la constancia en la escritura de constitución de las menciones exigidas por la ley.

La responsabilidad de los fundadores alcanzará a las personas por cuya cuenta hayan obrado éstos.

Los fundadores y administradores de la sociedad deberán presentar a inscripción en el Registro Mercantil del domicilio social la escritura de constitución en el plazo de dos meses a contar desde la fecha de su otorgamiento y responderán solidariamente de los daños y perjuicios que causaren por el incumplimiento de esta obligación. Como obligación principal de los fundadores está la de inscribir la sociedad en el Registro mercantil.

La ley establece que hasta que la sociedad o el acuerdo del aumento del capital social no esté inscrita no podrá entregarse ni transmitirse acciones.

3.- Fundación sucesiva

Será de aplicación siempre que con anterioridad al otorgamiento de la escritura de constitución de la sociedad se haga una promoción pública de la suscripción o por la actuación de intermediarios financieros.

En este procedimiento se distinguen varias fases:

1.- Redacción, depósito y publicación del programa fundacional y del folleto informativo.

2.- Suscripción de todas las acciones y desembolso mínimo del 25% de valor nominal de cada título.

3.- Convocatoria y celebración de la junta constituyente.

4.- Otorgamiento de la escritura pública de constitución de la sociedad y su inscripción en el Registro mercantil.

3.1 Responsabilidad de los promotores

Antes de la constitución de la sociedad responderán solidariamente frente a terceros de las obligaciones asumidas con la finalidad de constituir la sociedad. Una vez constituida, asumirá esas obligaciones la propia sociedad, reembolsando a los promotores los gastos realizados. Si la sociedad no llega a constituirse, no pueden los promotores repetir contra los suscriptores, a menos que estos hayan incurrido en dolo o culpa.

Frente a la sociedad y frente a terceros responden:

- De la realidad y exactitud de las listas de suscripción.

- De los desembolsos iniciales exigidos en el programa fundacional y de su adecuada inversión.

- De la veracidad de las declaraciones del programa y del folleto informativo.

- De la efectiva entrega de las aportaciones no dinerarias.

Transcurrido un año desde el depósito del programa fundacional y del folleto informativo en el Registro mercantil sin haberse procedido a inscribir la escritura de constitución, los suscriptores podrán exigir la restitución de las aportaciones realizadas con los frutos que hubieran producido.

3.2. Programa fundacional y folleto informativo

En el programa y en el folleto se facilitan al público información sobre las características de la sociedad que proyecta crearse y de los puntos fundamentales de los estatutos.

El programa de fundación contendrá:

a) El nombre, apellidos, nacionalidad y domicilio de los promotores.

b) El texto literal de los estatutos.

c) El plazo y condiciones para la suscripción y la entidad donde deberán desembolsar la suma de dinero.

Deberá expresarse si los promotores están o no facultados para ampliar el plazo de suscripción.

d) En el caso de aportaciones no dinerarias, se hará mención de su naturaleza y valor, del momento en que deberán efectuarse y del nombre o denominación social de los aportantes.

e) El Registro mercantil en que se deposite el programa.

f) El criterio para reducir las suscripciones de acciones en proporción a las efectuadas, cuando las mismas sean superiores a la cifra del capital social, o la posibilidad de constituir la sociedad por el valor del capital suscrito, sea este superior o inferior al anunciado en el programa.

Los promotores, antes de realizar cualquier publicidad de la sociedad en proyecto, deberán aportar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una copia del programa fundacional y del folleto informativo.

Un ejemplar impreso del programa y del folleto deberán ser depositados en el Registro mercantil.

Por medio del "Boletín Oficial del Registro Mercantil" se hará público el depósito de los documentos y la posibilidad de su consulta en la CNMV o en el Registro Mercantil.

Los promotores son las personas que intentan llevar a cabo la constitución de la sociedad. Para compensar su trabajo, la Ley establece la posibilidad de remunerarles en la misma forma que a los fundadores. Podrán reservarse derechos especiales de contenido económico que no podrán exceder del 10% de los beneficios netos, una vez deducida la cuota destinada a la reserva legal y por un período máximo de 10 años. Estos derechos podrán incorporarse a títulos nominativos distintos de las acciones, cuya transmisibilidad podrá restringirse en los estatutos.

3.3. Desembolso mínimo y suscripción del capital social

Conocidos el programa fundacional y el folleto informativo, procede la suscripción de las acciones, con desembolso inmediato mínimo del 25% del valor nominal de cada acción.

La suscripción de las acciones representa un contrato entre los promotores y los suscriptores. Se hará constar en un boletín de suscripción extendido por duplicado, que contendrá los requisitos señalados por la Ley, e irá fechado y firmado por el suscriptor y alguno de los promotores. El plazo de suscripción figura en el programa y durante este plazo puede suceder que se suscriban más o menos acciones de las puestas en circulación, y en este caso, se aplicará el criterio establecido en el programa.

3.4. Convocatoria y celebración de la junta constituyente

Después de que se hayan suscrito la totalidad de las acciones, procede la convocatoria de la junta constituyente con la que comienza la vida corporativa de la sociedad, aunque no su personalidad jurídica.

La junta se convocará en el plazo de 6 meses, contados a partir del depósito del programa en el Registro mercantil. En ella se tratará:

a) Aprobación de las gestiones realizadas por los promotores.

b) Aprobación de los estatutos.

c) Aprobación de la valoración de las aportaciones no dinerarias.

d) Aprobación de las ventajas reservadas a los promotores.

e) Nombramiento de las personas encargadas de la administración de la sociedad.

f) Designación de las personas que deberán otorgar la escritura fundacional de la sociedad.

Para la modificación del contenido del programa, se exige el voto unánime de todos los suscriptores de la junta.

3.5. Otorgamiento de la escritura pública e inscripción registral

En el mes siguiente a la celebración de la junta, las personas designadas otorgarán escritura pública de constitución de la sociedad.

En los dos meses siguientes a su otorgamiento, se debe inscribir la escritura fundacional en el Registro Mercantil.

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tema 4 - ACCIONISTAS MOROSOS

1.- Introducción

Una preocupación constante de la Ley es que la cifra del capital social esté correspondida con activos reales, admitiendo únicamente en la etapa fundacional la existencia de activos ficticios, pero limitando su duración y estableciendo ciertas restricciones.

En consecuente que los derechos de cobro de la sociedad sobre los accionistas, por títulos suscritos y no desembolsados, se garantizan especialmente, pues si así no fuese, se perdería el equilibrio de capital social=activo real.

El accionista, al suscribir las acciones, se compromete a realizar la aportación.

Para que la sociedad pueda exigir al accionista el desembolso de los dividendos pasivos pendientes, la ley dispone que las acciones revestirán necesariamente la forma de nominativas, mientras que no haya sido desembolsado enteramente su importe. El accionista, deberá aportar a la sociedad la porción de capital no desembolsado en la forma y dentro del plazo previsto por los estatutos o por decisión de los administradores.

Cumplida la obligación de paga de su acción, queda descargado el accionista de otras obligaciones individuales y sólo pesarán sobre él obligaciones genéricas de carácter colectivo, como la de someterse a los acuerdos de la junta, cumplir los estatutos, etc.

Se encuentra en mora el accionista que no atienda el pago dentro del plazo fijado por los estatutos o por los administradores, para liberar la parte de capital no desembolsado

El accionista que se hallare en mora no podrá ejercitar el derecho de voto, ni el derecho de percibir dividendos, ni el de suscripción preferente de acciones u obligaciones convertibles.

Si la sociedad exige a sus accionistas el dividendo pasivo pendiente, de conformidad con lo dispuesto en los estatutos o por acuerdo de los administradores, tanto en el capital fundacional, como en posteriores ampliaciones, la ley abre paso a un enérgico sistema que puede concretarse en:

a) Reclamar el cumplimiento de esta obligación de desembolso con abono del interés legal y de los daños y perjuicios causados por la morosidad.

b) En caso de insolvencia del socio, enajenar las acciones por cuenta y riesgo del socio moroso. Este procedimiento es extrajudicial, sustituyendo para ello por duplicados los titulados originarios de las acciones, ya que la sustitución implica la anulación del título sustituido. Trae como consecuencia reemplazar al accionista moroso por otro u otros con los derechos y obligaciones inherentes a las acciones de aquel.

La venta de las acciones por cuenta y riesgo del accionista moroso significa:

1.- Que el objeto de la venta son las acciones parcialmente desembolsadas, cuya propiedad venía ostentando el accionista moroso.

2.- Que los títulos originarios en poder de los accionistas morosos son sustituidos por duplicados emitidos por la sociedad.

3.- Que la venta de los duplicados se realizará con intervención de un miembro de la bolsa si las mismas están admitidas a negociación en el mercado bursátil, o por medio de Corredor de Comercio colegiado o Notario público en otro caso.

4.- Que los gastos de enajenación son por cuenta del accionista moroso.

5.- Que las acciones objeto de venta pueden o no estar admitidas a cotización en las bolsas de valores. En el primer caso, la valoración será por el tipo de cotización imperante el día de la venta. En el segundo caso, se recomienda que se enajenen en pública subasta.

Sólo si la venta de las acciones parcialmente desembolsadas no puede realizarse, procede:

1.- La rescisión del contrato respecto al socio o socios morosos.

2.- La anulación de las acciones cuyo total desembolso no se ha podido obtener y la consiguiente reducción del capital social.

3.- Las cantidades percibidas por la sociedad a cuenta de la acción quedarán en beneficio de la misma.

La acción para reclamar el pago de los dividendos pasivos prescribirá a los cinco años.

La obligación de pagar los desembolsos no realizados no se extingue con la disolución de la sociedad.

El problema de morosidad no existe con lo que respecta a la prima de emisión al tener que satisfacerse íntegramente en el momento de la suscripción de las acciones.

Click Here!