logorincon.jpg (12356 bytes)

Recuerda que esta pagina la hacemos todos juntos. Envíanos Tus trabajos ! ! !

Jacqueline Bouvier Kennedy Onassis

Jacqeline Lee Bouvier, nació el 28 de julio de 1929 en East Hampton, Long

Island. Hija de John Vernon Bouvier III, uno de los financistas más poderosos de

Wall Street y Janet Lee, hija del vicepresidente de la banca Morgan.. Sus padres

pertenecían a la Alta sociedad Neoyorquina y eran de origen francés y de

religión católica. El escritor Gore Vidal aseguró que, en realidad, el apellido

del abuelo materno de Jackie era Levy y que se lo había cambiado por Lee, para

disimular su condición de judío y así poder acceder a la vicepresidencia de la

institución bancaria.

De niña aprendió a cabalgar casi al mismo tiempo en que aprendió a caminar. Fue

educada en la escuela primaria Porter para ricos, sin destacarse del resto de

los alumnos. Realizó sus estudios secundarios en el aristocrático "Vassar

College" de Nueva York, en donde sus preferencias se inclinaban hacia la

historia de las religiones y el teatro de Shakespeare.

Cuando Jackie tenía trece años sus padres se divorciaron y su madre se volvió a

casar con Hugh Dudley Auchincloss quien llevó a su tres hijos de un matrimonio

anterior a "Merrywood", su casa cerca de Washington D.C. Pronto llegaron dos

hermanitos más para Jackie, quien, pese a que no hubo conflictos en la familia,

se volvió algo distante y fantasiosa.

Jackie no se sentía muy a gusto en el colegio ; pero era cortejada por sus

jóvenes compañeros de curso. . Ella decía : "No pienso casarme con ninguno de

esos muchachos. No por ellos sino por la clase de vida que llevan." Su padre,

conocido con el seudónimo de "Black Jack" cada vez que la veía le decía :"Nunca

te olvides que todos los hombres tienden a ser genéticamente infieles."

1948

En el verano su mamá, decidió enviarla a Europa. Se fue a París por un año y

estudió en La Sorbona, donde se graduó de bachiller en artes. Pero en La Sorbona

no solo consiguió un título. Allí conoció a John Phillips Marquand Jr., hijo del

ganador de un premio Pulitzer, quien la invitó a su departamento a estudiar.

Pero nunca pudieron llegar al departamento, porque el ascensor se atascó entre

dos pisos y ya se sabe lo que puede ocurrir con dos jóvenes en ebullición.

Resultado : Jackie perdió su virginidad y su único comentario al salir del

ascensor fue : "¿En eso consiste todo ?"

1950

Para Jackie todo consistía en convertirse en una gran periodista. De vuelta en

Estados Unidos decidió independizarse y hacerse de abajo pese a ser rica :

Empezó como reportera gráfica en el "Post and Times" de Washington.. De allí

pasó al "Time Herald", donde fue apadrinada por un periodista amigo, Charles L.

Bartlett. Jackie cubrió la sección "Crónicas mundanas", reporteando y

fotografiando, primero, a figuras de la sociedad y luego a políticos. Por

supuesto, pronto se cruzó en el camino con el entonces diputado, John

Fitzgerald. Kennedy, a quien fotografió en la cámara de representantes y lo

describió en una nota chispeante. EL director del diario entusiasmado con su

trabajo, la envió a Londres a cubrir la coronación de la Reina Isabel. A la

vuelta de Inglaterra, Bartlett le dijo a Jackie que tenía que conocer a Kennedy.

Pero a ella no le interesaba en lo mas mínimo ni la política ni casarse con un

político. Finalmente aceptó a regañadientes y se conocieron en una cena

organizada por el periodista.

En seguida, John empezó a hacerle la corte a Jackie. Pero no le enviaba flores,

como todo el mundo, sino libros. Su primer regalo fue una colección de libros

sobre economía.

El romance avanzó despacio y en privado. Mientras tanto Jackie ganó un concurso

periodístico organizado por la revista "Vogue" y John fue elegido senador por el

estado de Massachusetts.

Una tarde, Jackie fue a una reunión familiar de los Kennedy en la que Joe, el

padre de John le insinuó que le encantaría tener relaciones con ella. Se hizo la

distraída, recordando la palabras de su padre acerca de la genética masculina y

se fue en busca del brazo de su novio.

1953

Jackie desbordaba de felicidad, pero ignoraba que el senador mantenía relaciones

con la periodista de televisión Nancy Dickerson, la modelo Pamela Farrington y

la actriz Audrey Hepbrun. Con esta última, Kennedy estaba totalmente

deslumbrado. Le parecía más exquisita, inteligente y culta que Jacqueline pero

tenía la contra de ser extranjera, no católica y perteneciente al ambiente

artístico ; por lo tanto no era una buena candidata como esposa para un pólitico

con grandes aspiraciones. Finalmente se decidió por Jackie y el 12 de septiembre

se casaron en Newport y se fueron de luna de miel a Acapulco.

El matrimonio no fue fácil. Kennedy estaba demasiado absorbido por la política y

por sus escapadas amorosas. Pero Jackie no era tonta y se había dado cuenta de

las infidelidades de su marido. En 1955 para volver a conquistarlo inició un

romance con el actor William Holden y como no le dio resultado salió con el

diseñador Oleg Cassini. Hubo rumores de divorcio y se dijo que Joe, el padre de

John le había ofrecido un millón de dolares a Jackie, para que no se separara de

su Hijo. Jackie le contestó con ironía : "¿Sólo un millón ?,¿Por que no diez

millones ?".

Luego de cuatro años de matrimonio y cuando por dos veces Jacqueline habia visto

frustrada su maternidad, nació su hija Caroline en noviembre de 1957.

1959

La convención del partido demócrata eligió a Kennedy como candidato a

presidente. Los dirigentes del partido le advirtieron que Jacqueline, embarazada

de su segundo hijo, debía quedar afuera de la campaña. Pero John ignoró la

advertencia y Jackie lo acompañó en todos los actos proselitistas, conquistando

al pueblo de Norteamérica. A mediados de 1960 Kennedy fue elegido presidente, en

Noviembre nació John John y en diciembre se instalaron en la Casa Blanca. Jackie

se dedicó a cuidar a sus hijos y a redecorar el hogar presidencial. No pudo

creer lo que veía cuando encontró dos millonarios cuadros de Cezanne tirados en

una habitación de trastos viejos. Los rescató y los hizo colgar. Mientras tanto

Kennedy se ocupaba de Bahía de los Cochinos y de la guerra fría pero sobre todo

de las estrellas de Hollywood : Jean Simmons, Lee Remick, Angie Dickinson, Jane

Mansfield , Sofía Loren y una relación que duró dos años y medio con Marylin

Monroe. Kennedy explicó una vez su punto de vista acerca del sexo : "No me

siento satisfecho con una chica hasta que no la haya poseído en las tres formas

posibles." Las tres formas posibles de posesión quedan libradas a la imaginación

del lector, pero lo que está claro es que a Jackie no la poseía plenamente. Ella

viajó a Italia con su hija Carolina y fue fotografiada bañándose Junto a Gianni

Agnelli, el millonario gerente de la Fíat. Cuando John se enteró le envió un

telegrama urgente : "Un poco más de Carolina, un poco menos de Agnelli." Al día

siguiente Jackie se fue a bucear con el empresario.

1962

En septiembre, Jackie perdió a su hijo Patrick a los dos días de nacer. Para

salir de la depresión se fue a Atenas. Allí fue invitada por Aristóteles Onassis

a realizar un crucero en su barco "Christina". Jackie aceptó y fue con su

hermana Lee. Se organizaron grandes fiestas y las dos se pelearon por el armador

griego. Jacqueline consiguió acapararlo en todos los bailes. Cuando Kennedy se

enteró que Onassis y su esposa estaban juntos se puso furioso y le ordeno que

volviera ; pero Jackie se quedó tres días más y se despidió de Ari diciéndole :

"Lo voy a echar enormemente de menos."

1963

A principios de noviembre Kennedy dio los primero pasos para su campaña de

reelección. EL día 23 se produjo la tragedia, en Dallas. Kennedy se desplomó

moribundo en sus brazos, mientras ella gritaba "Oh, no, John" La sangre de John

bañó su vestido color rosa y se tiñeron de rojo las flores que llevaba en su

regazo. Pocos días después dejó la Casa Blanca, llevándose la bandera que había

cubierto el féretro de John. Tenía 34 años y sus hijos Carolina y John John,

acababan de cumplir 6 y 3 años respectivamente.

Desde entonces y hasta la fecha de su asesinato, Robert Kennedy fue como un

padre para los hijos de su hermano John y un gran amigo de su cuñada Jacqueline;

pero David Heymann basado en datos de agentes del F.B.I. y ex funcionarios de la

Casa Blanca aseveró que entre Jacqueline y Robert no hubo precisamente una

relación cálida entre cuñados sino que tuvieorn un fogoso romance después de la

muerte de John.

1965

Un par de años más tarde, mientras Jackie tenía una aventura amorosa con Lord

Harlech, Onassis viajó a Nueva York y la invitó a pasear en el Christina. Ella

demoró cinco días en terminar su relación con Harlech y se fue al barco de Ari.

Por la noche, mientras cenaban, el le entregó una mariposa de platino cuyas alas

estaban incrustadas de diamantes y zafiros. Así retomaron el romance. Claro que

el amor de Jackie entró mas por el dinero que por la belleza física de

Aristóteles. El General De Gaulle había dicho una vez de ella : "Es una valerosa

mujer y muy bien educada. En cuanto a su destino terminará en el yate de un

petrolero." No se equivocó.

Comenzaron a verse con frecuencia en la más absoluta discreción. Ella viajaba a

París y era recibida por el chofer de Onassis que la llevaba a la mansión de la

Avenida Foch. También el viajaba a Nueva York y se alojaba en el hotel Pierre, a

pocas cuadras del departamento de Jackie. Sólo el portero y los agentes del

servicio de inteligencia norteamericano estaban al tanto de su presencia.

Cuando no estaban juntos, él le enviaba collares y joyas de la célebre joyería

Zolotas en Grecia . En un año Jackie recibió siete relojes, 18 collares, 23

brazaletes, 20 sortijas y 18 broches. Los regalos no eran muy baratos que

digamos : Uno de los relojes costó seiscientos mil dólares y eso que no llegaba

a medio centímetro de diámetro.

La relación amorosa no podía mantenerse más tiempo oculta. Muchas personas

conocían el secreto y la opinión pública norteamericana se le iba a echar en

contra.

1968

Entonces decidieron casarse. Ari le informó a su familia. Sus hijos no quisieron

aceptarla, pero la ex mujer de Ari que estaba presente le tendió una mano y le

dijo : Es preferible que se case con Jackie antes que con María." Por supuesto

se refería a otra amante de Onassis, la célebre María Callas.

La boda se realizó a todo trapo en la isla de Skorpios. Ari llamó al joyero

Zolotas y eligió un brazalete de platino en forma de serpiente con los ojos de

diamante que costó 228.000 dólares, una alianza de platino y diamantes de 45.000

dólares y Jackie, en Nueva York, eligió en Van Cleft y Arpels un anillo con

diamantes de 24 quilates que le costó a Onassis 360.000 dólares.

Los dos firmaron un contrato matrimonial que especificaba entre otras cosas que

Onassis no le exigiría el nacimiento de un hijo a Jackie. Por la cláusula 19,

Ari se comprometía a dormir en una habitación separada de la de su mujer. Jackie

solo estaba obligada a pasar las fiestas católicas y las vacaciones de verano

con el magnate. El resto del tiempo tenía derecho a viajar sola sin necesidad de

solicitar permiso marital. Si Onassis hubiera querido repudiar a su esposa, solo

hubiera podido hacerlo entregándole 10 millones de dólares por año de

matrimonio.

1970

La pareja tuvo idas y vueltas y en octubre estuvieron a punto de divorciarse

cuando Ari tuvo una escapada con María Callas pero la pareja continuó como una

relación de dos personas de negocios, hasta la muerte de Onassis en marzo de

1975. Jackie, que había heredado de Kennedy 7 millones de dólares para ella y

sus hijos, pasó a engrosar su fortuna con 250 millones de dólares.

Meses más tarde tuvo un muy publicitado romance con Frank Sinatra pero de muy

corta duración. Luego vinieron el director de cine Mike Nichols y el músico

Leonard Bernstein.

1977

apareció en la vida de Jackie, el periodista Peter Hamill quien anteriormente

había escrito en el diario "New York Post" : Es una verdadera vergüenza que

alguien gaste 120.000 dólares por año en comprar ropa, cuando hay tanta gente

que apenas tiene un trapo para ponerse encima." Pero como se sabe la gente

cambia y él "sinceramente" había cambiado de opinión y trató de hacer con Jackie

lo mismo que ella había hecho con Onassis.

En 1978, Jackie, creó su propia empresa, la editorial "Doubleday", en la que

trabajó hasta el final de sus días, y la instaló en Nueva York.

1992

Poco a poco fue apaciguando su vida amorosa hasta volver a caer en las manos de

otro magnate con una fortuna superior a la que tenía Onassis : Maurice

Tempelsman, un multimillonario que extraía diamantes en Africa. Fue su último

amor y estuvo a punto de casarse y de agregarse un apellido más. Pero no le pudo

ganar la batalla al cáncer que le había tomado el cerebro y el hígado.

1994

Antes de morir escribió sus memorias y dejó una grabación de "confesiones

autobiográficas" de 12 horas de duración que fueron donadas a la biblioteca

Kennedy de Boston, con la prohibición de publicarlas antes de cumplidos los 50

años de su muerte.

Cuando tomó conciencia de que su muerte era irreversible, Jackie le pidió a los

médicos que le suministraran una combinación de morfina y un somnífero llamado

Seconal, para poder morir sin sufrimiento. Al día siguiente de su muerte, su

hijo John John declaró : "Mi madre murió a su manera y en sus propios

términos..."

Click Here!